Bodas de Diamante de Sor Francisca

“Ustedes son la luz del mundo.

No se puede ocultar una ciudadsituada en la  cima de  una montaña.    

Y no se enciende una lámpara para meterla  debajo de  un cajón, sino que se pone sobre el  candelero para    que ilumine a todos los que  están en la casa.

Así debe  brillar ante los ojos de los hombres la  luz que hay en  ustedes, a fín de que ellos vean  sus buenas obras y  glorifiquen al Padre que  está en el cielo.”

 (Mt. 5, 14-16)

 

 

 

Sor Francisca

SOR FRANCISCA, HERMANITA DE LOS ANCIANOS DESAMPARADOS, PERUANA DE NACIMIENTO Y ARGENTINA POR ADOPCIÓN. UN EJEMPLO VIVO DE AMOR FIEL Y SIN CONDICIONES A NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.

CUIDÓ DE LOS ANCIANOS DESAMPARADOS CON AMOR DE MADRE Y CON ENTREGA HEROICA.

AHORA EN SUS MÁS DE 90 AÑOS TRASMITE ESA PAZ  Y AFABILIDAD QUE ES COSECHA ABUNDANTE DE UNA SIEMBRA DE 75 AÑOS AL SERVICIO DEL EVANGELIO.

RELIGIOSA  ANCIANA, APACIBLE, BONDADOSA, Y ALEGRE, EJEMPLO VIVO DE QUIEN SE DESPOSÓ CON EL RESUCITADO.

DANOS SEÑOR LA GRACIA DE UNA FIDELIDAD ASÍ.

 

 

GRACIAS SEÑOR POR EL DON DE SOR FRANCISCA A TU CONGREGACIÓN.

Sor Francisca dejó sus padre muy joven y marchó para Valencia, España, para entrar en el noviciado. No volvió a ver con vida a su Madre, 

“Pero todo lo que hasta ahora lo consideraba una ganancia, lo tengo por pérdida, a causa de Cristo. más aún, todo me parece una desventaja comparado con el inapreciable conocimento de Cristo Jesús, mi Señor. Por él he sacrificado todas las cosas, a las que considero como desperdicio, con tal de ganar a Cristo y estar unido a El.”(Fl.3, 7-9)

Profesó en los comienzos de la guerra civil española, que no fué otra cosa que una brutal persecución religiosa.

Enseguida de prefesar son expulsadas por los comunistas todas las religiosas extrangeras, las llevan en barco hasta las costas de Francia, muchas llegaban muy enfermas,

Sor Francisca recuerda con inmensa gratitud y siempre lo cuenta, cómo las HIjas de La Caridad llegaron hasta el muelle y las socorrieron, una novicia de tan enferma ya no podía ni caminar y una Hermana de la Caridad la cargó en sus brazos. Ellas les dieron alojamiento hasta que fueron embarcadas para América.

“Si Dios está con nosotros, ¿qién estará contra nosotros?…¿Quién podrá separarnos del amor de Cristo? ¿Las tribulaciones, las angustias, las persecuciones, el hambre, la desnudez, los peligros, la espada?. Como dice la Escritura: Por tu causa somos entregados continuamente a la muerte; se nos considera como ovejas destinadasal matadero. Pero en todo esto obtenemos una amplia victoria, gracias a Aquel que nos amó”.

SOR FRANCISCA, GRACIAS POR EL TESTIMONIO DE SU FIDELIDAD A NUESTRO SEÑOR JESÚSCRISTO.

Sor Francisca supo de privaciones y duro trabajo en el cuidado de los ancianos desamparados, en una época en la cual no existían jubilaciones ni pensiones, ella como las demás Hermanitas recorría el centro de Buenos Aires pidiendo de puerta en puerta y llendo a los mercados.

Siempre en sus recuerdos muestra su corazón agradecido a los Porteños que nunca las dejaron sin limosnas para los ancianos.

Ella dice: “La gente siempre fué muy buena con nosotras”.

“ES MÁS FELÍZ QUIEN DÁ, QUE QUIEN RECIBE” (JESUS)

“Por lo tanto hermanos , yo los exhorto por la misericordia de Dios: a ofrecerse ustedes mismos como una victima viva, santa y agradable a Dios, este es el culto espiritual que deben ofrecer. No tomen como modelo a este mundo. Por el contrario, transfórmense interiormente renovando su mentalidad, a fin de que puedan discernir  cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, lo que le agrada, lo perfecto”.

(Rm 12,1-2)

 

Sor Francisca gasta sus días en oración, reza por todos y muy especialmente por la Congregación, los Superiores, las Hermanitas, y sus familiares que viven en Perú. Así en esa paz ama y se deja amar por todos. Gota a gota su vida fué regando la historia que le tocó vivir, entre guerras y pobrezas de toda clase. Su hermosa vida adorna este mundo, tan lleno de tristezas. su ejemplo alegra nustras vidas, las vigoriza, porque si ella llegó todas llegaremos hasta el último suspiro en la fidelidad, sólo hay que quererlo y Jesus nos dará su gracia.

“Por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia no fué estéril en mí. Yo he trabajado, aunque no he sido yo, sino la gracia de Dios que está conmigo”(1 Cr. 15, 10)

 

GRACIAS SEÑOR POR DEJARNOS VER TU MISERICORDIA QUE SE DERRAMA EN LOS PEQUEÑOS, SENCILLOS Y HUMILDES.

GRACIAS SEÑOR POR SOR FRANCISCA,

TESTIGO DE LA FE

“Consideren cómo terminó su vida e imiten su fe” (Hb. 13, 7)

 

“POR SUS FRUTOS LOS CONOCERÉIS”

 

 

“La virginidad grata a Dios no consiste tanto, o sólo, en la virginidad física, sino en esa actitud espiritual que es la “inexistencia” para sí mismo para poder ser todo y siempre de Dios.”

(Diario de Chiara Lubich)

Un pensamiento en “Bodas de Diamante de Sor Francisca

  1. Carlos dice:

    que Dios premie a Sor Francisca su vida de servicio a los ancianitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s