NOVENA A SANTA TERESA JORNET

rosa brillante

 

 

 

NOVENA PARA REZAR EN COMÚN

 

Elementos comunes para cada día de la Novena

Introducción

Se empieza cantando o recitando una de las siguientes antífonas u otro canto parecido.

Ant. Esta es la virgen prudente que, unida a Cristo, resplandece como el sol en el reino celestial.

o bien

Ant. Ven, esposa de Cristo, recibe la corona eterna que el Señor te tiene preparada.

También se puede empezar diciendo:

V/. Nuestro auxilio es el nombre del Señor.

R./ Que hizo el cielo y la tierra.

Después del canto, de la recitación de la antífona o del versículo, se dice:

Oremos:

Señor, venimos a ti, confiados en tu infinita misericordia; prepara nuestros corazones para escuchar tu palabra. Que ella nos ilumine, para que a ejemplo de Santa Teresa Jornet, seamos fieles a tu  voluntad, esforzados en el seguimiento de Cristo y compasivos con los abandonados, especialmente los ancianos.

Por Jesucristo nuestro Señor.

R/. Amén.

Lecturas

Se hacen las lecturas bíblicas correspondientes al día; nunca deben dejarse.

A continuación se sugiere un breve silencio meditativo.

Se puede recitar el salmo.

Lectura de los escritos de la santa.

A continuación de lãs lecturas se hacen las

siguientes preces:

Preces:

Llenos de confianza en tu amor para con nosotros, te rogamos:

=Por la Iglesia: Para nunca olvide ser buen samaritano con los ancianos desamparados, roguemos al Señor.

=Por los gobernantes: Para que presten la atención necesaria a quienes dieron su esfuerzo en beneficio de los demás, roguemos al Señor.

=Por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados: Para que sean fieles servidoras de su carisma fundacional, roguemos al Señor.

=Por los ancianos: Para que sean ejemplo por su trabajo, oración y sacrificio para las jóvenes generaciones, roguemos al Señor.

=Por los bienhechores: Para que Dios les recompense su generosidad con bienes temporales y eternos, roguemos al Señor.

Con fe te hemos pedido, concédenoslo por tu gran misericordia. Por Jesucristo Nuestro Señor.

Si en la novena se pide la curación de un enfermo/a, puede añadirse la siguiente oración:

Señor Jesús, que nos diste en Santa Teresa Jornet ejemplo de servicio a los ancianos y enfermos. Mira con bondad a nuestro hermano/a N.; confórtale en su dolor y concédele la salud si ha de ser para tu mayor honra y gloria. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

Terminadas las preces quien preside la celebración Inicia la recitación o el canto del Padrenuestro con la siguiente monición:

Jesucristo nos ha enseñado que Dios es nuestro Padre. Nos confiamos a su amor y deseamos que se haga siempre en nosotros su voluntad diciendo: Padre nuestro.

Oración conclusiva

Oremos:

Señor, Dios nuestro, que nos dejaste en Santa Teresa

Jornet un ejemplo magnífico  de servicio a los ancianos

desamparados, de confianza en tu Providencia y de

gobierno maternal con las Hermanitas, concédenos que un

día nos encontremos con ella  en el reino celestial. Por

Jesucristo nuestro Señor.

R/. Amén.

Bendición final

Dios, Padre misericordioso que suscitas en medio de tu Iglesia ejemplos de servicio a los más necesitados. Que los ejemplos de Santa Teresa Jornet nos alienten en nuestra vida y nos estimulen para llegar gozosos a tu presencia.

R/. Amén.

Que el señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos conduzca a la vida eterna.

R/. Amén.

Si está presente un presbítero o diácono para la bendición se usa la fórmula siguiente:

Dios, Padre misericordioso, que suscitas en medio de tu Iglesia ejemplos de servicio a los más necesitados. Que los ejemplos de Santa Teresa Jornet nos alienten en nuestra vida y nos ayuden para llegar gozosos a tu presencia.

R/. Amén

Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre vosotros y permanezca siempre.

R/. Amén.

LECTURAS PARA CADA DÍA DE LA NOVENA

DÍA PRIMERO

Lectura de Jeremías 17,7-8 y Timoteo 1,2

¡Bendito quien confía en el Señor y busca en él su apoyo! Será como un árbol plantado junto al agua, arraigado junto a   la corriente;  cuando llega bochorno, no temerá, su follaje seguirá verde, en año de sequía no se asusta, no deja de dar fruto.

Por esa causa padezco estas cosas, pero no me siento fracasado, pues sé de quién me he fiado y estoy convencido de que puede custodiar mi depósito hasta aquel día.

Palabra de Dios.

Salmo 27

V R/ El señor es mi luz y salvación.

El Señor es mi luz y mi

salvación, ¿a quién temeré?

El Señor es la defensa de mi vida,

¿quién me hará temblar?

V R/

Cuando me asaltan los

malvados para devorar mi carne,

ellos, enemigos y adversarios,

tropiezan y caen.

V R/

Si un ejército acampa contra mí,

mi corazón no tiembla;

si me declaran la guerra,

me siento tranquilo.

V R/

Una cosa pido al señor, eso buscaré:

habitar en la casa del Señor

por los días de mi vida;

gozar de la dulzura del Señor,

contemplando su templo.

Santa Teresa |Jornet sabe de quién se há fiado que Dios está al lado de quienes le aceptan y aman. Nada ni nadie puede tambalear su confianza.

Lectura tomada de sus cartas

“No hay que espantar, Padre, que lo que Dios guarda, los hombres no pueden nada” (I, 53-54)

“Yo espero en Dios y no en las criaturas… Yo no creo que la Providencia falte. Dios nos podrá probar, pero faltarnos a lo que nos tiene prometido, no me cabe la menor duda en esto… Dios cuidará, Padre, no pase pena por nada, que nosotras estamos muy alegres” (1,161-162)

“Me podrá costar, pero yo espero en Dios que nos dará cosa buena… Yo espero que Dios nos dará fuerzas para vencer las dificultades que se presentan porque VD. no ignora que las cosas de Dios tienen sus contrarios” (I, 162-163)

Preces

Según la novena se haga comunitaria o individualmente.

DÍA SEGUNDO

Lectura de la carta del apóstol San Pablo a

los Romanos, 8,35-39

¿Quién nos apartará del amor de Cristo?, ¿tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro, espada?

Como dice el texto: por tu causa estamos a la muerte todo el día, nos tratan como a ovejas de matanza. En todas estas circunstancias vencemos de sobra gracias al que nos amó. Estoy persuadido de que ni muerte, ni vida, ni ángeles ni potestades, ni presente ni futuro, ni poderes ni altura, ni hondura, ni criatura alguna nos podrá separar del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús Señor nuestro.

Palabra de Dios.

Salmo 69

V R/ Que me escuche tu gran bondad, Señor.

Pero mi oración se dirige a Ti,

Dios mio el dia de tu favor

que me escuche tu gran bondad,

que tu fidelidad me ayude:

V R/

Arráncame del cieno, que no me hunda;

líbrame de los que me aborrecen, y de

las aguas sin fondo.

V R/

Que no me arrastre la corriente,

que no me trague el torbellino que

no se cierre la fosa sobre mí.

V R/

Respóndeme, Señor, con la bondad de tu gracia;

por tu gran compasión vuélvete hacía mí; no

escondas el rostro a tu siervo:

estoy en peligro, respóndeme en seguida.

Madre Teresa Jornet estuvo enferma casi toda su vida religiosa. la enfermedad no la derrotó. Fue para ella mediación de santidad.

Lectura tomada de sus cartas.

“Hace algún tiempo que mi salud se ha resentido y en la mayor parte de los días, y sobre todo por las noches, paso muy malos ratos. Dios sea bendito y me dé fuerzas para llevarlo con paciencia por su amor”. (1,124)

“Que el Señor le dé la salud, si le conviene; y si no, que le dé mucha paciencia para sobrellevar la enfermedad con resignación, y que se cumpla la voluntad del Señor”

“Como todas las enfermedades vienen ordenadas por Dios nuestro Señor, nos es preciso tener mucha conformidad y paciencia en ellas. Así merecerán mucho en lapresencia del Señor que todo lo dispone para nuestra mayor santificación” (11,167)

Preces

Según la novena se haga comunitaria o individualmente.

DÍA TERCERO

Lectura del santo evangelio según San Marcos 14,3337

y San Juan 5,30; 38-39.

Tomó consigo a Pedro, Santiago y Juan y empezó a sentir tristeza y angustia. Les dice: Siento tristeza mortal, quedaos aquí velando. Se adelantó un poco, se postró en tierra y oraba que, si era posible, se alejase de El aquella hora. Decía: Aba (Padre) tú lo puedes todo, aparta de mí esta copa. Pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.

Yo no puedo hacer nada por mi cuenta; juzgo por lo queoigo, y mi sentencia es justa, porque no pretendo hacer mi voluntad, sino la voluntad del que envió.

Porque Yo no bajé del cielo para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que envió. Y esta es la voluntad del que me envió, que no pierda a ninguno de los que confió, sino que los resucite en el último día.

Palabra del Señor.

Salmo 119

V R/ Dichoso el que camina en la voluntad del Señor.

Dichoso el que, con vida intachable,

camina en la voluntad del Señor;

dichoso el que, guardando sus preceptos, lo

busca de todo corazón;

el que, sin cometer iniquidad,

anda por sus senderos.

V R/

Te busco de todo corazón, no

consientas que me desvíe de

tus mandamientos.

V R/

En mi corazón escondo tus consignas,

así no pecaré jamás.

V R/

Haz bien a tu siervo: viviré

y cumpliré tus palabras.

Abreme los ojos y contemplaré

las maravillas de tu voluntad.

Teresa Jornet se había abandonado totalmente en manos de Dios. Sabía que El es Padre y que en todas las circunstancias busca el bien de sus hijos.

Lectura tomada de sus cartas.

“Dios dispondrá. Yo estoy enteramente conformada a lo que Dios quiera de mí. Soy suya, por tanto, que corte por donde quiera” (I, 143-144).

“Como nuestra separación es para dar más gloria a Dios, es motivo bastante grande para conformarnos con su santísima voluntad y ser felices en todo tiempo y en todo lugar” (I, 632-633)

“No deje de encomendarme a la Santísima Virgen, para que en todo se haga la voluntad de Dios y que no le ofenda en nada. Estos son mis deseos”. (I, 759-760).

Preces

Según la novena se haga comunitaria o individualmente.

DÍA CUARTO

Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los

Corintios 2,1-5 y Gálatas 6,14

Cuando acudí a vosotros, hermanos, no me presenté con gran elocuencia y sabiduría para anunciaros el misterio de Dios; pues entre vosotros decidí no saber otra cosa que Jesús, Mesías, y este crucificado. Débil y temblando de miedo me presenté a vosotros; mi mensaje y mi proclamación no se apoyaban en palabras sabias y persuasivas, sino en la demostración del poder del Espíritu, de modo que vuestra fe no se fundase en sabiduría humana, sino enel poder de Dios.

Lo que es a mí, Dios me libre de gloriarme, si no es de la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por el cual el mundo está crucificado para mí y yo para el mundo.

Palabra de Dios.

Salmo 71

V R/ Escúchame, porque eres misericordiosos.

A Ti, Señor me acojo:

no quede yo derrotado para siempre;

Tú que eres justo, líbrame y pone a salvo,

inclina a mí tu oído y sálvame

V R/

Sé Tú mi roca de refugio,

el alcázar donde me salve,

porque mi peña y mi alcázar eres Tú.

V R/

Dios mío líbrame de la mano perversa.

Porque Tú, Dios mío, fuiste mi esperanza y

mi confianza, Señor, desde mi juventud. En

el vientre materno ya me apoyaba en ti, en el

seno, Tú me sostenías.

Enamorada de Jesús, Teresa Jornet, sabía que debía conformarse con El. Cada cruz, para ella, era un paso en su seguimiento.

Lectura tomada de sus cartas

“Padre, respecto a lo que me dice de la cruz, yo estoy contenta, y cuanto más cerca pueda imitar a mi esposo Jesús, tanto más contenta estoy. No merezco la paz que Dios me da en medio de todo esto, de lo que no sé cómo dar gracias a Dios”. (1,173)

“Siempre tendremos una Cruz encima de nosotras, pues nadie está libre de ella. Lo que conviene es abrazarla con amor para que no se haga tan pesada y nos sirva de mérito para la vida eterna”. (11, 502)

“Nuestro amable Redentor nos enseña á amar la cruz y los trabajos. Ya sabemos que el que quiera gozar con Cristo, ha de padecer con El. Sepamos, pues, sacar el debido fruto de todo y nuestras obras serán llenas en la presencia de Dios”. (II, 640)

Preces

Según la novena se haga comunitaria o individualmente.

DÍA QUINTO

Lectura del evangelio de San Lucas 10,30-37

Jesús le contestó:  Un hombre bajaba de Jesrusalem a Jericó. Tropezó con unos bandoleros que los desnudaron, lo cubrieron de goles y se fueron dejándolo medio muerto. Coincidió que bajaba por aquel camino un sacerdote y, al verlo, pasó de largo. Lo mismo un levita, llegó al lugar, lo vio y pasó de largo. Un samaritano que iba de camino llegó donde estaba, lo vio y se compadeció. Le,echó aceite y vino en las heridas y se las vendó. Después montándolo en la cabalgadura, lo condujo a una posada y lo cuidó. Al día siguiente sacó dos denarios, se los dio al posadero y le encargó: cuida de él, y lo que gastes te lo pagaré a la vuelta.

Palabra del Señor.

Salmo 103

V R/ El señor es compasivo y misericordioso.

El perdona todas sus culpas,

y cura todas tus enfermedades;

El rescata tu vida de la fosa

y te colma de gracia y de ternura.

V R/

El Señor es compasivo y misericordioso,

lento a la ira y rico en clemencia;

no está siempre acusando,

ni guarda rencor perpetuo.

V R/

Como se levanta el cielo sobre la tierra

se levanta su bondad sobre sus fieles;

como dista el oriente del ocaso,

así aleja de nosotros nuestros delitos.

Toda la vida religiosa de Santa Teresa Jornet se desarrolló al servicio de los ancianos; este ambiente necesitaba misericordia. Sólo  reflejando la misericordi de Jesús pudo mantenerse firme.

Lectura tomada de sus cartas.

“Durante el verano, la pobre gente ya se ha bajado abajo y está lleno. No puede verse sin compasión el modo en que viven” (1,131)

“Estas pobres hermanas han tenido un purgatorio. No es extraño que tengan ánimo tan decaído. Yo les he dicho: hijas mías, esto está por los suelos y hemos de levantarlo. Yo me doy toda a ustedes. Mándenme como gusten y hagan de mí lo que quieran, mientras sea para su bien espiritual estoy a todo”. (I, 175)

“Las hermanas están muy alegres. Las voy a llevar una tarde a la Fuente del río. Las pobres me dan lástima. Yo no quisiera tener este corazón tan sensible, porque padezco” (1,238)

Preces

Según la novena se haga comunitaria o individualmente.

DÍA SEXTO

Lectura de la carta del apóstol San Pablo a

los Colosenses 3,12-17

Por tanto, como elegidos de Dios, consagrados y amados, revestíos de compasión entrañable, amabilidad, humildad, modéstia, paciência;   soportaos mutuamente si alguien tiene quejas de otro; como el Señor os ha perdonado, así también haced vosotros. Y por encima de todo el amor, que es el broche de la perfección. Actúe de árbitro de vuestra mente la paz de Cristo, a la que habéis sido llamados para formar un cuerpo. Sed agradecidos. La palabra de Cristo habite en  vosotros en toda su riqueza; con toda destreza enseñáos mutuamente. Con corazón agradecido cantad a Dios salmos, himnos y cantos inspirados. Todo lo que hagáis, de palabra o de obra, hacedlo invocando al Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de Él.

Palabra de Dios.

Salmo 133

V R/ Que bueno es vivir los hermanos unidos.

Ved qué dulzura, qué delicia,

convivir los hermanos unidos.

Es ungüento precioso en la cabeza,

que va bajando por la barba,

que baja por la barba de Aarón,

hasta la franja de su ornamento.

V R/

Es rocío del Hermón que va bajando

sobre el monte Sión.

Porque allí manda el Señor la bendición:

la vida para siempre.

Sabía Santa Teresa Jornet que sin las Hermanitas no era posible su obra. Por eso goza inmensamente cuando ve a las Hermanitas contentas e ilusionadas con su vocación. Sufre cuando fallan.

Lectura tomada de sus cartas

“Lo que trastorna a esas hermanas es el no tener la unión fraterna que las Reglas les encarga” (I, 223-224)

“Mucho me alegro haya paz y buena unión entre ustedes  que no me den el menor disgusto sobre este punto, que yo tanto habría de sentir. Sepan sufrir unas a otras y ámense, que así vivirán Vds. muy tranquilas” (I, 539)

“Ya pueden dar gracias al Señor por todos los beneficios que nos alcanza, y ser bien humildes y vivir bien unidas, pues ya saben que de la unión santa pende todo el bien de una Comunidad y la edificación del prójimo” (I, 632- 633)

Preces

Según la novena se haga comunitaria o individualmente.

DÍA SEPTIMO

Lectura del evangelio según San Mateo 25, 34-39

Entonces el rey dirá a los de la derecha: Venid, benditos de mi Padre, a heredar el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, era emigrante y me acogisteis, estaba desnudo y me vestisteis, estaba enfermo y me visitasteis, estaba encarcelado y acudisteis. Los justos le responderán: Señor: ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, sediento y te dimos de beber, emigrante y te acogimos, desnudo y te vestimos?, ¿cuándo te vimos enfermo o encarcelado y fuimos a visitarte? El rey les confesará: Os aseguro que lo que hayáis hecho a estos hermanos menores me lo hicisteis a mí.

Palabra del Señor.

Salmo 86

V R/ Inclina tu oído, Señor, escúchame.

Inclina tu oído, Señor, escúchame. que

soy un pobre desamparado; protege mi

vida, que soy un fiel tuyo, salva a tu

siervo que confía en Ti.

V R/

Tú eres mi Dios, piedad de mí Señor,

que a Ti te estoy llamando todo el día;

alegra el alma de tu siervo,

pues levanto mi alma hacia Ti.

V R/

Porque Tú, Señor, eres bueno y clemente, rico

en misericordia con los que te invocan.

V R/

Señor, escucha mi oración,

atiende a la voz de mi súplica.

Santa Teresa Jornet sabía que no habría Hermanitas sin ancianos. Hacia ellas van dirigidas sus preocupaciones. Son Jesús; deben ser queridos como El.

Lectura tomada de sus cartas.

“No olviden también que en Casa tenemos esa parte escogida de Dios, que son los pobres, y cuanto hiciéramos por ellos Dios lo recibe como hecho en su persona. Cuídenlos como deben. Es la obligación que no quedará sin recompensa, dirigiendo siempre las miradas a un Dios hecho hombre, como el blanco de nuestras obras”. (II, 436-437)

“A los ancianitos procurarán  tratarlos con gran caridad, atendiendo todas sus necesidades con la puntualidad más esmerada”. (11,593-594)

“Con los ancianos haga cuanto pueda y esté de su parte para que estén contentos. Si después de todo, se quieren marchar, no padezca. Lo que siempre hemos de procurar es cumplir con nuestro deber; que el buen resultado de las cosas, eso no está en nuestras manos.” (II, 852-853)

Preces

Según la novena se haga comunitaria o individualmente

DÍA OCTAVO

Lectura de la carta del A´posto San Pablo a los

Filipenses 4,4-9 y I Tesalonicenses 5,16

Tened siempre la alegría del Señor. Lo repito, estad alegres. Que todos conozcan vuestra clemencia. El Señor está cerca. Nada os preocupe. Antes bien, en vuestras oraciones y súplicas, con acción de gracias, presentad a Dios vuestras peticiones. Y la paz de Dios, que supera toda inteligencia humana, custodie vuestros corazones y mentes por medio de Cristo Jesús. Por lo demás, hermanos, ocupaos de cuanto es verdadero, noble, justo, puro amable y loable, de toda virtud y todo valor. Lo que aprendisteis y recibisteis y escuchasteis y visteis en mí ponedlo en práctica. Y el Dios de la paz estará con vosotros. Estad siempre alegres, orad sin cesar.

Palabra de Dios.

Salmo 23

V R/ El Señor es mi pastor, nada me falta:

El Señor es mi pastor, nada me falta:

en verdes praderas me hace recostar;

me conduce hacia fuentes tranquilas y

repara mis fuerzas.

V R/

Me guía por el sendero justo,

por el honor de su nombre.

Aunque camine por cañadas oscuras,

nada temo, porque Tú vas conmigo: tu

vara y tu cayado me sosiegan.

V R/

Tu bondad y tu misericordia me acompañan

todos los días de mi vida,

y habitaré en la casa del señor

por años sin término.

En la amargura no se puede realizar una obra tan estupenda como la de Madre Teresa Jornet. Por eso procuró que las Hermanitas y los ancianos vivieran en una atmósfera de alegría.

Lectura tomada de sus cartas

“El día de mi santo, no podía menos de pasarse con toda la alegría, tanto de parte de las Hermanas, como de parte mía. Y aumentó la alegría el haber muchas vesticiones de hábito y profesiones, de modo que podemos decir que nuestra Santa Institución va creciendo de día en día”. (I, 632-633)

” Las hermanas contentas y alegres esperando las navidades para cantar y bailar al Niño Dios. Gracias al Señor que conservan un espíritu lo más tranquilo. De ahí es que no les falta buen humor” (1,37)

“Las Hermanitas están todas muy contentas y buenas, y hartas de cantar y bailar y tocar las parideras” (I, 98-99)

“Las Hermanitas buenas y alegres, esperando con ansia la nueva casa para tener más pobres y Hermanitas”. (1,115-116)

Preces

Según la novena se haga comunitaria o individualmente

DÍA NOVENO

Lectura del evangelio según San Lucas 1,30-38

El ángel le dijo: no temas María, que gozas del favor de Dios. Mira, concebirás y darás luz a un hijo, a quien llamarás Jesús. Será grande, llevará el título de hijo del Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David su padre, para que reine sobre la Casa de Jacob por siempre y su reinado no tenga fin. María respondió al ángel: ¿Cómo será eso si no convivo con un varón? El ángel le respondió: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te hará sombra; por eso el consagrado que nazca llevará el título de Hijo de Dios. Mira, también tu pariente Isabel ha concebido  en su vejez, y la que se consideraba estéril está ya de seis meses. Pues nada es imposible para Dios. Respondió María: aquí tienes a la esclava del Señor: que se cumpla en mí según tu palabra.

Palabra del Señor.

Magnificat

V R/ Proclama mi alma la grandeza del Señor.

Proclama mi alma la grandeza del Señor.

Porque ha mirado la humillación de su esclava; desde

ahora me felicitarán todas las generaciones. Porque el

Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre

es santo.

V R/

Y su misericordia llega a sus fieles

de generación en generación:

A los hambrientos los colma de bienes, y

a los ricos los despide vacíos.

V R/

Auxilia a Israel su siervo

acordándose de la misericordia,

como lo había prometido a nuestros padres,

en favor de Abrahán y su descendencia para siempre

Desde pequeña prendió fuerte el cariño a María Virgen en Santa Teresa Jornet. Es herencia preciosa que dejó en sus casas y en su Congregación de Hermanitas de los Ancianos desamparados.

Lectura tomada de sus cartas

“Pidamos mucho a la Santísima Virgen que continúe dispensándonos su cariñosa y maternal protección, y esforcémonos en imitarla, que este será el mejor obsequio que podamos ofrecerle” (11,1971)

“Estamos preparando la fiesta de nuestra Patrona. Por cierto, se alegraría usted de ver la Virgen de los Desamparados que nos han regalado. Es hermosa, estamos muy contentas” (1,77)

” Ya me supongo obsequiarán mucho a la Virgen Santísima en este mes de mayo. Aquí tenemos función por la tarde. Todos los días hay variación de trisagios y flores. Hay mucha animación. Todo sea para mayor gloria de Dios y nuestra Señora, pues nada se hace para lo que se merece” (I, 524)

Preces

Según la novena se haga comunitaria o individualmente

____________________________________________________________________

NOVENA PARA REZAR INDIVIDUALMENTE

Elementos comunes para cada día de la novena

Introducción

Se comienza rezando una de las siguientes antífonas:

Ant Esta es la virgen prudente que, unida a Cristo, resplandece como el sol en el reino de lo celestial.

o

Ant. Ven, esposa de Cristo, recibe la corona eterna que el

Señor te tiene preparada.

Después se añade esta oración:

Señor, vengo a ti confiado en tu infinita misericordia; prepara mi corazón para escuchar tu Palabra. Que ella me ilumine, para que a ejemplo de Santa Teresa Jornet sea fiel a tu voluntad, esforzado en el seguimiento de Cristo y compasivo con los abandonados, especialmente los ancianos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

Lecturas

1-Se hacen las lecturas bíblicas correspondientes al

día, que nunca pueden fallar.

2-A continuación se sugiere breve silencio meditativo.

Se puede recitar el salmo.

3-Lectura de la Santa.

4-A continuación de las lecturas se hacen las

siguientes preces:

Preces

=Por la Iglesia: Para que nunca olvide ser buen samaritano

con los ancianos desamparados.

=Por los gobernantes: Para que presten la atención debida a

quienes dieron su esfuerzo en beneficio de los demás.

=Por las Hermanitas de los Ancianos desamparados: Para

que sean fieles servidoras de su carisma fundacional.

=Por los ancianos: Para que sean ejemplo por su trabajo,

oración y sacrificio para las jóvenes generaciones.

=Por los bienhechores: Para que Dios les recompense su

generosidad con bienes temporales y eternos.

Cuanto te he pedido con fe, concédemelo por tu gran misericordia.

Si en la novena se pide la curación de un enfermo/a,

puede añadirse la siguiente oración:

Señor Jesús, que nos diste en santa Teresa Jornet ejemplo de servicio a los ancianos y enfermos. Mira con bondad a nuestro hermano/a; confórtale en su dolor y concédele la salud, si ha de ser para tu mayor honra y gloria.

Terminadas las preces se recita el Padrenuestro


Oración conclusiva

Señor, Dios nuestro, que nos dejaste en santa Teresa Jornet un ejemplo magnífico de servicio a los ancianos desamparados, de confianza en tu Providencia y de gobierno maternal con las Hermanitas, concédeme que un día me encuentre con ella en el reino celestial. Amén.

Bendición final

Dios, Padre misericordioso, que suscitas en medio de tu Iglesia fieles servidores de los más necesitados. Que la vida de Santa Teresa Jornet me aliente y me estimule para llegar gozoso a tu presencia. Y que el Señor me bendiga, me guarde de todo mal y me conduzca a la vida eterna. Amén.

—————————————————————————————————

SIGNOS POSIBLES A REALIZAR

SOBRE UN ENFERMO

A) Al trazar la señal de la cruz.

Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, que con tu bendición levantas y fortaleces nuestra frágil condición, mira con bondad a este siervo/a tuyo/a N; aparta de él la enfermedad y devuélvele la salud, para que agradecido bendiga tu santo nombre.

Por Jesucristo nuestro Señor.

R/ Amén.

B) Si asperja al enfermo/a con agua bendita.

Que esta agua nos recuerde nuestro bautismo en Cristo que nos redimió con su muerte y resurrección.

C) Si se coloca sobre el enfermo/a una reliquia o un lienzo previamente depositado encima del sepulcro de Santa Teresa Jornet.

El Señor te guarde de todo mal y te restituya la salud deseada.

D) Si se hace la unción con óleo. (El óleo de esta unción debe ser previamente

bendecido) por un presbítero o el diácono con la siguiente formula breve:

En el nombre del Padre, y del Hijo y del

Espíritu Santo .

R / Amen

Con el óleo bendecido se unge al enfermo/a y a continuación dice:

Señor, Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno, que con tu bendición levantas y fortaleces nuestra frágil condición, mira la bondad a este servidor/a tuyo/a N.; y por los méritos e intercesión de Santa Teresa Jornet, aparta de él/ella la enfermedad y devuélvele la salud, para que, agradecido/a, bendiga tu santo Nombre.

Por Jesucristo nuestro Señor.

R/ Amén.

E) Si un ministro ordenado impone las manos sobre el enfermo. El ministro imponiendo las manos sobre el enfermo dice la siguiente oración de bendición.

Señor, Dios nuestro, que enviaste al mundo a tu Hijo para que sobrellevara nuestros sufrimientos y aguantara nuestros dolores, te pedimos por nuestro hermano/a enfermo/a  N.; dale paciencia y fortaleza, reanima su esperanza; que con tu ayuda, alcance un completo restablecimiento.

Por Jesucristo nuestro Señor.

R/ Amén.